We thought we would last forever

Eternal skin dropped by our bloody wrists.

But now we’re not,

‘Cos we’re nothing else but losers in our own game.

ccryQue se acerca el fin del mundo y ojalá.

Las partes quebradas de las esquinas de nuestras almas dobladas por el estúpido peso de los no-besos y así.

El renacer de las entrañas que nos invoca, que nos incita y nos retiene. Regalándonos los escalofríos de los que nos alimentamos.

Los vestigios (y sueños, y deseos, y mentiras, y anhelos) de lo que alguna vez llegamos a imaginar.

Nos tienen maniatados.

Y menos mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s