Demasiado sin

Creo en la infinita verdad en tus párpados a contracorriente. Fijos en los míos. Y tus pestañas cayendo sobre mis miedos, como gotas, como pétalos. Cáeme sobre la vida. Necesito que impactes, que seas huracán en mis venas y demolición en este puto caos que me gobierna. Recógeme. Despiézame, anúdame, desnúdame. Muéveme a tu antojo. Puedo ser uña si tú eres carne, te prometo que seré comida en mal estado todos los domingos y periódico cada lunes. Prometo ser cigarrillo. Que sí, te lo juro, prometo destrozarte cada día que me despierte a tu lado. Que mi sonrisa te mata, sí, lo sé. Y las cosquillas. Que te asesinan. De felicidad. De dolor. De mentira, ya sabes, de juguete. Como siempre. Puedo ser diario si tú me escribes.

Te estoy pidiendo que seas mi jodida salvación. ¿Por qué no entiendes lo que te digo? Me estoy ahogando en este disfórico abismo inventado por toda la prosa del universo. Joder, es que hay demasiadas estrellas. Hay demasiadas lunas y demasiados lunares que no consigo comprender. Léeme en tu idioma. De tus labios. Dame de beber de tu corazón que quiero ser maltrecha, quiero ser deshecha en este centrifugado a media velocidad. Que vivo en el espacio, sin infierno ni gravedad.

Más claro no sé decirlo.

Mátame, que lo haces genial. Pero un poco más indoloro, por favor.

Anuncios

2 pensamientos en “Demasiado sin

  1. Muy triste y bonito a la vez. Espero que parte de lo que escribes sea impostura y no el dolor que parece que reflejas. Si es así, ánimo. Las cosas duelen pero todo se pasa.
    PD: se te echa de menos por twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s