You don’t care about us

Jugaré a no mirar por las esquinas de mis cielos, mientras van cayendo esas lagrimillas de felicidad que me invento al despertar. Es cuestión de confianza, una por ti, una por mí. Seguiré queriéndome un poquito menos por muchos años que pasen, por muchas arrugas que se me escapen de las manos.
Y son esos sudores fríos que rodean mis pensamientos, son esos dolores de mis palabras, los que me hacen describir una y otra vez más, letra a letra, lo que resuena en los poros de mi piel. Si no fuera más que otro trozo de papel el que me obliga, me sentiría tentada a hacerlo mucho mejor, a escupir mis sentimientos sobre este lienzo de verdades. Pero no hay nada más. Soy yo la que se espía a sí misma, y no tengo más fuerza, pierdo decibelios en cada párrafo, mi inspiración brilla, y brilla por su ausencia.
Estas son noches de no dormir, noches de soñar que no existe el tiempo, que nunca ha pasado nada y que nunca volverá a pasar. 
A veces se me olvida quién soy. Son esas veces en las que consigo ser yo. Y a veces pienso que ni con esas, a veces pienso que nadie es nadie, si les dejas…

In my glass coffin,
I am waiting
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s