Independientemente de mí: yo.

Forget about our mothers and our friends

We’re fated to pretend

To pretend

We’re fated to pretend

To pretend

Hay una extraña rondándome los pensamientos. Me despeina y me vuelve loca como ella sola. Hace que se me corten los labios, que me sangren las manos, y que mis sonrisas sean todas dedicadas. Me consuela cuando yo no puedo y me destruye cuando me consigo levantar. Ella no cree en el destino, cree en la inmortalidad. Es una chica que se hace de rogar.

Me mira furtivamente desde el espejo del baño, me persigue lentamente hasta el de mi habitación. Me saca la lengua cuando no la miro. Es una niña, quizá demasiado mayor. Me libera de las estúpidas tensiones que me invento y me ayuda a volar cuando se me rompen las alas.
Es una inútil, pero no mucho más que yo.
Es una sombra de lo que fue, una pincelada de lo que será. Es una vida más en un planeta más. Como cualquiera, pero no es cualquiera.

Anuncios

Un pensamiento en “Independientemente de mí: yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s