Y la verdad es que…

Cada día tengo que correr más rápido para alcanzarme a mí misma. Que soy un problema sin solución, una ecuación sin fórmula. Y la verdad es que muy a mi pesar soy humana, que sudo, que lloro y que algún día moriré. Sólo soy un corazón que late y pelo que crece, no llego a flor, no llego a piedra. Soy algo entre tú y yo. Navego en mis propios pensamientos a la deriva, como un caso del latín que se dejó de usar, como un boli bonito que nunca usas porque no lo quieres gastar. Y cada segundo que pasa me doy cuenta de que ha pasado un segundo más, una vida más, una muerte más… Pero yo sigo aquí. Tan egocéntrica como cada humano y tan estúpida como cada animal.
Pido perdón a mi yo del futuro por no hacer nada en el presente que cambie mis días lejanos. Me pido perdón por rociar mi alma de lamentos que ningún Dios escuchará y por quejarme de mi propia existencia. No es pesimismo, no es suicida, ni tan si quiera es baja autoestima… Se llama realidad.
Anuncios

Un pensamiento en “Y la verdad es que…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s